Regalar o comprar un anillo no es una tarea tan simple como parece. No solo hay que elegir el modelo, el diseño, los acabados y el material, sino también la talla. Y si hay algo en lo que internet flaquea con respecto al comercio tradicional es precisamente en eso, en probar, reprobar, ajustar tamaños y pensar, más de una vez, la selección final después de haberse (por fin) decidido.

Por eso, aquí van unas sencillas premisas sencillas a tener en cuenta antes de comprar el anillo perfecto.

  • Medir el diámetro de otro anillo que tengas en casa. Una sencilla regla bastará para hacerlo. Aquí os mostramos las medidas que corresponden a cada talla.

                                 Diámetro de anillos y su talla correspondiente.

 

  • Utilizar una cinta métrica y medir el contorno del dedo. Una vez lo sepamos, quitar 1 milímetros aproximado para elegir nuestra talla correcta.

 

  • Si no hay manera de saber el diámetro, tomar como referencia la complexión de la persona.
    – Complexión delgada, elegir la talla pequeña: la talla 6.
    – Complexión mediana, elegir la talla 7.
    – Complexión mayor o dedos anchos, lanzarse a por la talla 8 o 9, en función del tamaño.

 

  • Otro de los consejos claves a la hora de comprar un anillo es saber el uso que le vamos a dar. Si buscamos un anillo para cada día o, por el contrario, un anillo para una ocasión especial. En Vurma siempre aconsejamos tirar hacia tallas más justas para los anillos cotidianos y tallas más grandes para los de momentos especiales.

 

  • Además, también hay que tener en cuenta el momento del año en que llevaremos el anillo. Concretamente, el exceso de calor suele hinchar los dedos, por lo que si buscas un anillo para una ocasión especial, por ejemplo una boda o fiesta a plena luz del día, habríamos de, ante la duda, elegir la opción de una talla un poco mayor.

 

Ahora que ya sabéis algunos pequeños trucos a tener en cuenta, aquí os mostramos toda nuestra selección de anillos únicos.